Portada > Blog

Boda en la finca Peñarrubia de Araceli

La boda que os traigo hoy es una de esas que llegan a tu vida de la nada pero que son como agua de mayo: Elegante, muy emocional y a la altura de las expectativas. Así es como yo describiría la boda en la finca Peñarrubia de Araceli de Asun + Hugo, que tuvo lugar el pasado 10 de abril del 2021.

 

Ellos son una de esas parejas que, a pesar de haberse casado en mitad de la “incertidumbre” que nos da hoy en día el covid, siempre tuvieron claro cómo iba a ser su boda y que querían mantenerse fieles a ella y a su fecha todo lo posible.

Hugo y Asun se conocieron a través de Carlos, el primo de ella, compañero de la escuela naval de Hugo, en la que entró con 19 años. 

Ambas familias llevan el mar en la sangre, ya que muchos familiares de Asun son también marinos; profesión que les ha permitido a ambos vivir en multitud de lugares diferentes. 

Y a pesar de haber mantenido una relación a distancia durante cinco años, estaba clarísimo para todos los presentes el día de su boda en la finca Peñarrubia, el amor que se tienen el uno al otro. 

 

Asun se preparó en compañía de dos de sus hermanos y sus padres en el Cuartel General de la Armada en Madrid. 

La encargada de dejarla tan espectacular como aparece en las fotografías fue Carmen Bena (@makeupbycarmenb), que le realizó el recogido y el maquillaje natural que resaltaba sus ojos verdes.

Asun llevó un vestido ajustado al cuerpo con escote en V diseñado por Aldereguía Atelier (@_aldereguia_) cosido por las manos mágicas Lorena O’campo (@lorenaocampoofficial) y un velo muy rompedor, también de Aldereguía Atelier (@_aldereguia_). 

Como complementos eligió unos zapatos agua marina de Salo Madrid (@salo_madrid) y los increíbles pendientes Estambul XL en forma de estrella con cristales de M de Paulet (@mdepaulet).

La novia completó su look con el ramo más especial y diferente al resto que he visto hasta la fecha, creación de Blanca Fontán (@fontanaldereguia).

 

La celebración religiosa tuvo lugar en la Basílica Asunción de Nuestra Señora, en Colmenar viejo. A pesar de los nervios lógicos del comienzo, los novios se fueron relajando y nos dejaron imágenes muy entrañables entre los dos y para con los padrinos.

A la salida, los compañeros de la escuela naval de Hugo formaron el tradicional pasillo de sables, que los ya marido y mujer cruzaron con una sonrisa de oreja a oreja, mientras los asistentes al evento esperaban al final del mismo para dar la enhorabuena a los recién casados.

 

La celebración posterior tuvo lugar en la finca Peñarrubia de Araceli. Esta es una finca que personalmente me encanta por el campo verde y frondoso que tiene detrás y en el que siempre podemos encontrar muchas adorables ovejas, que siempre acaban formando parte de mis reportajes. 

¡Y el resto ya es historia que podéis seguir viendo en las fotografías!

Risas, alegría, lágrimas y mucha emoción nos acompañaron durante todo el evento.

 

Si después de ver este bodón os quedáis con ganas de más, aquí podréis ver a María y Miguel, otra espectacular boda en la finca Peñarrubia de Araceli a la que tuve el placer de asistir.

Y si estáis pensando en casaros, pero no tenéis muy claros qué tenéis que hacer, en este post os dejo unas claves a tener en cuenta para contratar a un fotógrafo (y no morir en el intento).

 

Espero que os guste.

 

Cristina

 

 

Etiquetas
boda en madrid, boda, boda en peñarrubia de araceli, boda covid, boda militar, boda en primavera, cristina de vaux fotografía
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Arriba Opinión Volver Atrás

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies