Portada > Blog

La boda en la Finca San Antonio

La boda que os traigo hoy tuvo lugar en plena temporada de bodas del 2019 en la Finca San Antonio. Para todos aquellos que aún no la conozcáis os recomiendo que le echéis un vistazo, porque está situada en un entorno privilegiado en la sierra de Madrid.

 

Livia e Ignacio se pusieron en contacto con mi compi Santi, al que conozco desde 2016 cuando coincidimos en una agencia de bodas. Buscaban fotógrafo para la suya y me escribió a mi para acompañarle. Cuando me contó toda la organización, no dudé ni un segundo en aceptarla.

 

No era la primera vez que iba a fotografiar una boda que se celebraba en la Finca San Antonio, por lo que ya sabía que la sesión de pareja iba a ser un éxito. Pero no quiero adelantarme en el tiempo, esto ya os lo contaré más adelante.

 

Livia decidió que quería que sus preparativos fueran en la casa de sus padres, como suele ser bastante común, pero el maquillaje y peluquería tuvieron lugar en Occo Salón. Como veréis en las fotos, le realizaron un recogido con ondas muy favorecedor y un maquillaje sutil, pero que realzaba sus facciones.

Una vez estuvo lista, volvió a casa de sus padres para acabar de escribir a mano los agradecimientos personalizados que dejarían en las mesa presidencial de la Finca San Antonio, en la que iba a estar los padres de ambos. Su vestido era vaporoso y sencillo, al igual que su ramo de novia, que solo estaba compuesto de ramas de eucalipto y una medalla de plata. Todo el conjunto estaba pensado para el tipo de boda que iban a celebrar y encajaba a la perfección con su personalidad divertida y diferente.

Ignacio por su parte prefirió tener intimidad durante sus preparativos, pero sí que quiso que le acompañáramos para fotografiar los momentos previos al enlace con su familia y amigos.

 

Cuando llegó el momento de dirigirse a la ceremonia, Livia lo hizo en un precioso Mercedes rojo  clásico que les había prestado un amigo de ambos para la ocasión. Durante la celebración, los novios no dejaron de profesarse gestos de cariño y los padrinos tampoco pudieron evitarlo. A la salida estaban esperándoles en la puerta sus invitados para felicitarles. Y justo después, todos pusimos rumbo a la Finca San Antonio, donde tendría lugar la segunda parte de la boda.

 

Su “love session” en la finca fue muy divertida, ya que la personalidad de esta pareja era arrolladora y no podíamos dejar de reírnos. Se prestaron a todas las ideas que les propusimos y en las fotos quedó reflejado el amor que se tienen.

 

El cóctel tuvo lugar al aire libre, en la zona posterior a la casa que utilizan algunas parejas para sus preparativos. Desde el gran balcón de piedra de la misma se tienen unas vistas panorámicas de toda la sierra madrileña. La comida estuvo a cargo del chef Luis Reoyo, galardonado con tres Estrellas Michelin

 

Durante la cena hubo de todo: el padrino les dedicó unas cariñosas palabras a los recién casados y las amigas de la novia también. Pero el momento cumbre de la noche llegó cuando, de manera inesperada para Livia, Ignacio le dedicó una preciosa canción a capella, que emocionó a todos los presentes, yo incluida. La fiesta, como podréis imaginaros, fue una sucesión de risas, bailes y mucha, mucha diversión.

 

Si os ha gustado esta boda y queréis ver más bodas bonitas que tuvieron lugar en la sierra de Madrid, no dejéis de ver la boda de María + Miguel en Peñarrubia de Araceli. Espero que os haya gustado.

 

Cristina

 

 

Etiquetas
cristina de vaux fotografía, boda en la finca san antonio, boda en madrid, fotógrafo de boda en madrid, fotografía de boda en madrid, san antonio,
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Arriba Opinión Volver Atrás

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies